Modulos de proceso

DESCRIPCIÓN

Los aeroenfriadores son equipos en los cuales se retira calor de una corriente de proceso (en una operación de enfriamiento y/o condensación) usando aire como medio refrigerante. La mayor ventaja de estos equipos frente a los refrigerados por agua es que hacen innecesario todo el equipamiento que implica un circuito de agua de enfriamiento (torre, bombas, cañerías, sistemas de tratamiento, etc). Por esto, son la opción obligada en plantas donde no existe o está colmada la capacidad de enfriamiento con agua. Otros usos típicos son como condensador de tope de las columnas de destilación, para enfriar productos de salida de planta hacia tanques de almacenaje, como condensadores de ciclos frigoríficos, como enfriadores interetapa y postenfriadores de compresores de gas, etc.
Los aeroenfriadores se configuran en las llamadas bahías que constan de los siguientes componentes:
- Mazos de tubos: cada mazo es un conjunto de tubos aletados transversalmente por cualquiera de los distintos métodos posibles (arrolladas, incrustadas, extruídas, etc), cabezales de chapa soldada en calidad espesor según las condiciones de diseño y soportes de tubos.
- Ventiladores: son de flujo axial y mueven el aire en sentido perpendicular a los tubos. Si se ubican impulsando el aire frío a través de los mazos el equipo es de tiro forzado; si, en cambio, se ubican encima de los mazos aspirando el aire caliente, el equipo es de tiro inducido.
- Pleno: es el espacio cerrado que permite lograr un flujo de aire bien distribuido entre el ventilador y los tubos. Los hay de tipo transición o de sección recta.
- Estructura: consta de las columnas y las vigas que soportan al resto del equipo.

Bookmark and Share